1492: El encubrimiento del otro : hacia el origen del "mito by Enrique D Dussel

By Enrique D Dussel

Conferencias de Frankfurt, octubre de 1992

Show description

Read or Download 1492: El encubrimiento del otro : hacia el origen del "mito de la modernidad" PDF

Similar no-ficcion books

Vicisitudes De Un Litigante Bisono (Spanish Edition)

Los angeles administraci? n de justicia en M? xico y el bur? de cr? dito son los dos temas del siguiente relato. De una manera an? nima un licenciado en derecho pone en pr? ctica sus conocimientos para reclamar en un juicio de amparo los angeles inconstitucionalidad de los angeles ley que permite que los bancos y empresas intercambien los angeles informaci?

Spinoza y El Problema de La Expresion (Spanish Edition)

SPINOZA Y EL PROBLEMA DE l. a. EXPRESION

El cine, o, El hombre imaginario

New product. by no means used!

Las relaciones interoracionales en espanol: Categorías sintecticas y subordinacion adverbial

This quantity discusses subordinate adverbial clauses in Spanish. Adverbial subordination includes diversified syntactic constructions concerning grammatical different types that experience to this point been given little cognizance from the point of view of formal syntax. This quantity bargains up to date discussions and insights achieving a long way past the grammar of 1 specific language.

Extra resources for 1492: El encubrimiento del otro : hacia el origen del "mito de la modernidad"

Example text

Antes de llegar a México, en Tabasco (Yucatán), los caciques mayas ofrec ieron lujosos regalos a Cortés, "a los postre­ ros del mes de marzo de 1 5 1 9" ( 42). Junto a ellos entregaron "veinte mujeres, entre ellas una muy excelente mujer, que se dijo doña Mari­ na" (43) -l a Malinche, símbolo de la mujer americana, india, culta, co­ nocedora de la lengu a maya y azteca, y que tendrá "un hijo de su amo y señor Cortés" (44). Tiempo después, estando en Tlaxcala aconteció que: '"Otro d ía v i n i eron los mismos c ac i qu es viejos, y trajeron ci nco indias hennosas.

1 9. Claro que lo que más entusiasmó a los de Cuba fue l o si­ guiente del relato; "Porque l a plática de aquellos tiempos, y gentes, no era otra ; que casi se parecían al rey Midas, que todo su deleite era el oro y la pla­ ta y no trataba de más que de riqueza" (p. 2 1 ). de conceptos" al final de l a nombrada obra). ( 1 O) Figura de la economía colonial latinoamericana -que se usaba también en l a Andalucía de los islámicos-. Un cierto número d e indios era "encomendado" (puesto a disposición) del conqu istador para que trabajaran gratu itamente (sea en el campo, en la búsqueda del oro en los ríos o en la minería ; esto se 42 1492: EL ENCUBRIMIENTO DEL 01 RO fu t u ras haciendas), o como africano esclavo (en los i ngen i os de azúcar u ot ros productos trop icales).

El pobre hidalgo extremeño es ahora "capi tán general " y se sabe tal . El ego moderno se iba consti tuyendo. Partieron once naves y 508 sol­ dados, 1 6 cabal los, 1 O piezas de art i l lería. A l a manera de la Cristian­ dad. del mismo Constanti no, se nos rel ata: " La bandera o estandarte que l l evó Cortés en esta jornada era de ta­ fetán negro cpn c r u z col orada, sembradas unas llamas azules y blancas y u n a l e t r a por orla que decía : Sigamos la cruz y con esta seiial l'e11ce­ remos " ( 1 3 ) .

Download PDF sample

Rated 4.45 of 5 – based on 21 votes